Bosque de Epping - Basson utiliza D-TECT X MKIII

El bosque de Epping necesitaba una actualización de seguridad a gran escala para sustituir los detectores contra intrusos y las cámaras de televigilancia. Los requisitos clave incluían una solución económica, fiable y con consumo bajo energético, sin comprometer la calidad de la imagen ni la capacidad de detección

D-TECT X MKIII Image

Solución de seguridad integrada para el bosque de Epping, Londres

Introducción

GJD, un fabricante líder de equipos detectores externos profesionales trabajó estrechamente con el grupo Basson, que es un proveedor líder de cámarás de mejora lumínica e infrarrojos de televigilancia, para ofrecer un sistema de seguridad integrado para el bosque de Epping de Londres.

El bosque, gestionado por el departamento de espacios abiertos de la City de Londres, es la zona abierta más grande de Londres con aproximadamente 6000 acres (2428 ha) de bosque antiguo en el que vive abundante vida salvaje.

El reto

El bosque de Epping necesitaba una actualización de seguridad a gran escala para sustituir los detectores contra intrusos y las cámaras de televigilancia obsoletos. Los requisitos clave incluían una solución económica, fiable y con consumo bajo energético, sin comprometer la calidad de la imagen ni la capacidad de detección. Esto es de importancia capital dado que el departamento de espacios abiertos de la City de Londres se basa en la televigilancia para la seguridad, la gestión visual, la coordinación del personal y la vigilancia eficaz de los visitantes y las instalaciones.

Para disuadir a los intrusos, el alumbrado del bosque es esencial, especialmente durante la noche, puesto que algunas zonas están totalmente oscuras. La naturaleza del lugar significa que la contaminación lumínica debía mantenerse a un mínimo absoluto para evitar el impacto negativo en la vida salvaje y el entorno local.

Los detectores tenían que ser lo suficientemente resistentes para poderse recolocar en caso necesario en otra zona del lugar. Otra especificación importante era asegurar un índice de falsas alarmas bajo para evitar alteraciones innecesarias.

Solución

Tras un análisis minucioso se decidió que el detector inalámbrico D-TECT X MKIII de GJD, que cumple la norma británica BS8418, ofrecían la solución perfecta. El D-TECT X MKIII es compatible con la mayoría de sistemas de cámaras y dispone de la tecnología de sensor PIR cuádruple más reciente, una antena interna discreta, comunicaciones inalámbricas de largo alcance, un alcance de detección programable y una carcasa protegida contra sabotaje, por lo que los detectores son una opción resistente y fiable para el bosque de Epping.

Se instalaron en total veinte detectores D-TECT X inalámbricos, conjuntamente con el receptor D-TECT X. El uso del receptor de GJD hizo que la instalación fuera mucho más rápida para el instalador profesional. Todos los detectores estaban vinculados al receptor antes de llegar al lugar, lo que ahorró tiempo en el lugar ya que solo tenían que instalarse en sus ubicaciones seleccionadas previamente y, continuación, interconectarse al panel de alarma a través del receptor D-TECT X. El instalador comentó: «Seleccioné los detectores D-TECT de GJD porque estos se han utilizado anteriormente en muchas instalaciones y los he encontrado más fiables en comparación con otras marcas de la competencia».

Tanto las variantes de 30 m como de 40 m del detector D-TECT X MKIII fueron seleccionadas para alcanzar zonas de protección extremadamente precisas. Las versiones de 30 m proporcionan una zona de cobertura volumétrica amplia, puesto que el patrón de detección puede ajustarse de 8 m x 8 m a 30 m x 30 m. Los detectores de 40 m fueron seleccionados para cuando se necesitaba un patrón de detección estrecho y pueden ajustarse para proporcionar una zona de detección extremadamente estrecha de 40 m x 4 m o 40 m x 8 m.

Los detectores controlan y activan eficazmente las cámaras de seguridad instaladas recientemente del grupo Basson. Basson ha actualizado las cámaras de televigilancia con cámaras PTZ adicionales, que ahora suman más de 25 cámaras de infrarrojos y comprenden cámaras estáticas (IRB2-84VHQ) y cámaras PTZ (IRB1-PTZ). Estas cámaras fueron elegidas por sus capacidades de infrarrojos sin comparación y el hecho de que los iluminadores están separados de la cámara, por lo que ofrecen un funcionamiento sin mantenimiento y son adecuadas para los entornos oscuros.

Conclusión

El uso de los detectores de GJD con las cámaras Basson ha proporcionado al bosque de Epping una solución de seguridad impecable y cumple los requisitos del bosque de Epping a la perfección. Richard Barrell, responsable de gestión de patrimonio de la oficina del bosque de Epping en la City de Londres comentó: «Estoy muy contento con el alto nivel de seguridad que ofrece el sistema integrado».